Las 10 excusas para no ir a clase y quedarte en casa 🙂

Todos en algún momento hemos sentido este oscuro deseo de faltar a la escuela, hemos usado otra excusa para evadir la autoridad de los padres. Aquí presentamos las 10 mejores excusas para faltar a clase:

una. Estoy enfermado

– La clásica entre las clásicas excusas para no ir, suele ir acompañada de un termómetro en el calefactor y una voz débil y ronca.

2. Me caí mientras caminaba a clase.

– Solo hay que fingir ir a clase y volver al rato con un tobillo cuidadosamente vendado por un colega y cojeando con cara de tristeza, a muchos les funcionó.

cuatro el profesor no vino a clase

– Una vez más finges ir a clase y vuelves más tarde con la discusión. Solo se aplica a las lecciones que tienes con ese maestro, pero incluso unas pocas horas valen la pena.

5. Es el día del patrón de la escuela.

– Disculpa un poco extraña pero para ser más creíble puedes avisar con días de anticipación. Le aseguramos una vez más que funcionó.

6. Mis profesores están en huelga.

– En estos tiempos de crisis una de las mejores excusas que puede haber.

7. Le pregunte al chico/chica que me gusta y me dijo que no

– Trata de poner una cara de absoluta desesperación para que tu madre o tu padre se apiaden y te den un día para recuperarte de la golpiza y la humillación.

8vo. tuve problemas familiares

– Aquí tenemos uno especial para profesores. Si se lo dices en un tono sombrío, pensarán algo serio y no pedirán más.

9. Respuesta para el colega ausente

– Volver a mostrar solidaridad en clase y responder «presente» por el compañero ausente cuando se pase lista.

10 tengo manchas en la piel

– Complicado pero efectivo, algunos han probado aplicar crema autobronceadora de forma irregular y decirle a su madre que tienen manchas raras. Solo para temerarios.

¿Cuál crees que es el favorito?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *