Según la leyenda, Siddhartha Gautama puso en movimiento la Rueda del Dharma cuando dio su primer sermón después de alcanzar el Nirvana bajo el árbol Bodhi. De pie ante cinco monjes en un prado verde y exuberante, el Buda explicó lo que se convertiría en los principios básicos de su filosofía espiritual. Después de este evento trascendental, el Dharmachakra, es decir, la Rueda del Dharma, se hizo conocido como la encarnación de la cosmovisión budista, actuando como una especie de guía hacia la iluminación, y debido a su simbolismo, la gente se hace tatuajes del cuadro como un signo de sus creencias religiosas.

En el arte hindú, la Rueda del Dharma presenta tradicionalmente 24 radios, que significan cada uno de los Rishis, es decir, hombres santos que se cree que han alcanzado un estado mental iluminado después de una meditación intensa. Según su sermón, el Dhammacakkappavattana Sutta, el Buda identificó cada uno de los listones de la rueda como la representación de los rasgos de un budista ideal, cualidades como el amor, la paciencia, el coraje, el autocontrol y otros, mientras meditaba en la figura. Finalmente, una versión de ocho radios de la rueda se convirtió en indicativa de otros significados en el budismo, el más importante de los cuales son las Cuatro Nobles Verdades y el Óctuple Sendero.

Las Cuatro Nobles Verdades están arraigadas en nuestro impulso de aferrarnos al mundo material, aunque sea impermanente y fugaz, atrapado para siempre en un ciclo de deseos insatisfechos. Algunos dicen que este ciclo se puede romper si uno se adhiere a las verdades: la existencia del sufrimiento, la causa del sufrimiento, que el sufrimiento puede terminar y el camino hacia el final del sufrimiento. Juntas, estas máximas conforman una especie de receta para el Nirvana, que puede cumplirse siguiendo el Óctuple Sendero. Cada uno de los radios del Dharmachakra se puede leer como una de las muchas bifurcaciones en el camino hacia la liberación de los deseos terrenales: visión correcta, resolución correcta, discurso correcto, conducta correcta, sustento correcto, esfuerzo correcto, mente recta y rectitud. samadhi – una forma tradicional de meditación que se cree que unifica el yo.

El Dharmachakra está estilizado en una variedad infinita de formas en todo el mundo de los tatuajes. Algunos artistas, como Nathan Mold y Jondix, se adhieren al diseño más tradicional en forma de rueda de carro. Otros, Watsun Atkinsun, Yoni Zilber y Piotr Szot, se toman libertades con el símbolo, abstrayéndolo o acomodándolo en otras extensiones de geometría sagrada e íconos religiosos. Aunque viene en varios tamaños, siempre puedes reconocer la Rueda del Dharma por la cantidad de radios y el eje que los une. Debido a la asociación de la Rueda del Dharma con la aspiración al Nirvana, tenerlo en la piel es como tener un buscador espiritual en la persona en todo momento.

Un Dharmachakra cuidadosamente trazado por Katharina Chang (IG — katharinakartell).  #blackwork #Dharmachakra #DharmaWheel #KatharinaChang #WheeloftheDharma

Para ver más símbolos hindúes y budistas, asegúrese de seguir a todos estos artistas en Instagram. Si quieres un tatuaje del Dharmachakra que te ayude a guiarte por el camino hacia el Nirvana, haz que uno de ellos inscriba la rueda en tu piel.

Acabas de experimentar Descifrando lo sagrado, nuestra serie donde desempaquetamos el significado de varios símbolos del mundo de los tatuajes. Esperamos que le haya gustado aprender sobre la Rueda del Dharma y cómo conduce a la iluminación. Si desea obtener más información sobre figuras significativas, consulte nuestras otras publicaciones sobre Oms, Unalomes, Metatron’s Cube, Sri Yantra y The Flower of Life.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *